FAQ

preguntas frecuentes

El Acompañante Terapéutico

Si bien el Acompañante Terapéutico se desempeña hace muchos años en el ámbito de la Salud​, permanece, aún hoy, en un gris legal que dificulta la parte técnico-administrativa de su encuadre laboral.

Tanto Psicólogos como Acompañantes Terapéuticos certificados pueden desempeñarse en la labor, pero a día de hoy no hay estandarización o matriculación específica que regule su accionar. 

La actividad es reconocida, pero no tiene aún personería propia en el Nomenclador y, por tanto, mucho menos en las Cartillas de Prestadores de las Obras Sociales o PrePagas, lo que hace más compleja la tramitación y aceptación de dicha herramienta.

No es necesario el CUD (Certificado Único de Discapacidad) para solicitarlo, aunque sí facilita mucho su aprobación, puesto que el Acompañante Terapéutico no está tampoco contemplado en el PMO (Plan Médico Obligatorio)

Aunque demore o dilaten el tema, su no-contemplación en el Nomenclador no es motivo para negar la cobertura; mientras esté justificada (por lo general por un médico) debe proveerse, aunque muchas veces la lucha deba ser llevada incluso hasta un Recurso de Amparo.

Quién puede necesitarlo?

Niños  Adolescentes  Jóvenes  Adultos  Mayores 

Personas con Discapacidad (CUD)

Personas sin Discapacidad c/necesidad transitoria 

Congénito  Adquirido  Crónico  Agudo

Neurológicos  Orgánicos  Motrices  Psiquiátricos

Ambulatorios  Internaciones  Domicilios  Instituciones

Para qué sirve?

Asistir a personas que se encuentran atravesando por alguna circunstancia o proceso, que afecta su salud (sea una crisis, una enfermedad, una discapacidad, etapa vital).

 

Es un agente de salud que se ubica en lo cotidiano para poder actuar. De este modo, es capaz de operar sobre lo subjetivo, lo vincular, lo comunitario y lo social.

El mismo se desarrolla y configura según la problemática del paciente, las características socio-familiares, el momento del tratamiento, los objetivos del mismo y el o los lugares en donde se llevará a cabo.

 

El enfoque de trabajo conlleva en sí una mínima distancia que requiere de gran disponibilidad afectiva y constituye el método menos agresivo de contención de pacientes descompensados.

 

Buscará continuar un tratamiento sin aislar al paciente de su entorno socio-familiar, evitando el recurso extremo de la internación o previniendo los efectos de las re-internaciones.

 

Se avoca a los puntos de dificultad o limitación, haciendo hincapié en los recursos (capacidades) presentes en la persona, orientando también al familiar en el vínculo con éste.

 

Se desenvuelven en distintos ámbitos: domicilio, instituciones de salud, así como también en el afuera, a través de la realización de actividades pensadas para cada individuo y acorde a los distintos momentos del proceso de tratamiento.

 

Facilita al paciente una mayor autonomía, lo ayuda a sostener o restablecer los vínculos de su entorno familiar, social, laboral, mediando, previniendo o acompañando las situaciones de roce que se presentan en su vida cotidiana.

Impactan directamente en lo cotidiano, lo vivencial, lo intersubjetivo, además, su aporte al dispositivo conjunto, es sustancial, pues acerca al mismo datos relevantes, para que puedan ser tratados en el encuadre del equipo profesional actuante.

Cómo se pide?

1.- Orden Médica

Si bien un Psicólogo puede indicarlo, no hemos dado aún con Obra Social o Prepaga que tome dicho escrito como suficiente para dar curso a la solicitud de prestación; psiquiatras, neurólogos, o cualquier médico que justifique la medida si tienen lugar.

2.- Documentación Acompañante Terapéutico

Plan de Trabajo

Presupuesto

DNI

Título Habilitante

Constancia AFIP

Matrícula*

CV*

Inscripción al Registro Nacional de Prestadores*

Seguro de Mala Praxis*

*a veces

Otras consultas...

Iremos agregando a medida que surjan... muchas gracias!

Cada tanto mandamos algún Newsletter

© 2019 by sullivanneSAS